Francesco Carnelutti, Sistema de Derecho Procesal Civil. UTEHA. Buenos Aires, 1944.

Tomo IV,  pág. 614

DE LA NOCIÓN DE LA IMPUGNACIÓN

No hace falta más para comprender que, a diferencia de la invalidación[1] , la impugnación[2] establece además estrecha conexión entre la rescisión del acto injusto y la realización del nuevo acto que haya de colocarse en su lugar: esa conexión, que se explica prácticamente porque hace falta la realización del segundo acto para verificar la justicia del primero, complica el concepto de la impugnación comparado con el de la invalidación: lo cierto es que mientras ésta mira sólo a eliminar el acto invalidado, aquélla tiende, en cambio, a fin de cuentas, a sustituir el acto impugnado y, por tanto, al iudicium rescindens corresponde lo que se suele llamar el iudicium rescissorium con cuya frase se quiere significar que, en realidad, la rescisión se consuma cuando el nuevo acto ocupa el puesto del acto rescindido.

Pág. 615:

Bastante más clara es la conexión entre iudicium rescindens y iudicium rescissorium en el campo del Derecho procesal, que es donde la figura de la impugnación ha logrado su pleno desarrollo. Precisamente sobre esa conexión se asienta, en mi opinión, el sistema de las impugnaciones; hasta ahora, por lo demás, se puede advertir que cada vez que el iudicium rescindens aparezca autónomo, en el sentido de que no se le considere por la ley como fase de un procedimiento que conduzca al iudicium rescissorium, nos encontramos en el campo de la nulidad y no en el de la impugnación; nos hallamos, en cambio, ante la impugnación y no ante la invalidación[3], siempre que el iudicium rescindens, aunque históricamente diferenciado del iudicium rescissorium, venga también considerado como la fase de un remedio que se agota en este último.

 



[1] Nota LAMA: En el sistema de Carnelutti, invalidación significa demanda de nulidad.

[2] Nota LAMA: En el Derecho italiano, los recursos se denominan "medios de impugnación".

[3] Nota LAMA: No confundir con nuestro recurso de invalidación, que se denomina en el Derecho italiano "revocación".