Artículo 162. La audiencia deberá ser reproducida en forma audiovisual, debiendo, el Juez de Juicio, remitir, junto con el expediente y en sobre sellado, la cinta o medio electrónico de reproducción, para el conocimiento del Tribunal Superior del Trabajo o la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia. En casos excepcionales y ante la imposibilidad manifiesta de la reproducción audiovisual de la audiencia, ésta podrá realizarse sin estos medios, dejando el Juez constancia de esta circunstancia en la reproducción de la sentencia.

De la Declaración de Parte

Artículo 105. El Juez de Juicio resumirá en acta las preguntas y respuestas y calificará la falsedad de éstas en la sentencia definitiva, si fuere el caso, si no es posible su grabación.

SCS 17-11-05

Ponencia del Magistrado Carmen Elvigia Porras de Roa. Exp.  05-221, dec. 1616:

Es requisito indispensable y suficiente la grabación

De lo anteriormente expuesto puede colegirse que el formalizante, al promover en su escrito recursivo “la prueba de la grabación de la audiencia de juicio oral celebrada en primera instancia”, no pretende demostrar las irregularidades de procedimiento cometidas en la evacuación de la prueba testimonial, ni que en las actas de debate o en la sentencia recurrida se hayan reflejado de forma inexacta las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que se realizaron dichos actos procesales, ni es éste, el fundamento del recurso de casación interpuesto; por el contrario, el recurrente pretende que esta Sala examine las declaraciones de los testigos, señalando que el juez de la instancia para extraer de tales declaraciones, elementos de convicción “cuanto menos debió aplicar analógicamente el artículo 485 del Código de Procedimiento Civil y 105 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, que establecen la obligación de recoger en acta, en ese supuesto, la declaración de parte”, lo cual, según afirma, no realizó el juez de la recurrida, obteniendo la conclusión de que “los testigos fueron contradictorios y manifestaron tener interés en las resultas del juicio”, sin realizar un acta en la cual se hiciera constar el dicho de tales testigos.

Observa esta Sala, en primer lugar, que la apreciación de la prueba testimonial, tal como está regulada en la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, está inspirada por el principio de inmediación, facultando al juez de la instancia para valorar el dicho de los testigos en la misma audiencia oral y pública en la cual se evacua la prueba, sin que sea necesario reducir a la forma escrita el contenido de las preguntas formuladas, y las respuestas de los testigos, por lo que es suficiente su reproducción audiovisual, la cual, a todos los efectos del proceso, debe ser enviada conjuntamente con el expediente al Tribunal Superior del Trabajo y a esta Sala de Casación Social (ex artículo 162 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo), siendo este medio de reproducción audiovisual requisito indispensable y suficiente para la apreciación de la prueba testimonial por parte del Tribunal de Alzada y por la Sala de Casación, si fuere el caso. En consecuencia, no constituye un requisito de forma que deba llenar el juez de instancia, a los efectos de la valoración de la prueba testimonial, que las preguntas, repreguntas y declaraciones de los testigos se hagan constar en el acta de la audiencia.