SCS 17-6-05

Ponencia del Magistrado Alfonso Valbuena Cordero. Exp.  04-1833, dec. 632:

Procedimiento de casación

Respecto a la entrada en vigencia de la referida ley procesal, esta Sala de Casación Social, en sentencia de fecha 01 de diciembre del año 2003, estableció lo siguiente:

Tomando en consideración la entrada en vigencia de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo en varias Circunscripciones Judiciales del país, el 13 de agosto del año 2003, cuerpo legal que trae considerables cambios respecto al recurso de casación, esta Sala considera necesario realizar algunas precisiones, antes de entrar a resolver el recurso extraordinario interpuesto.

En el Capítulo II de la citada Ley, contentivo del Régimen Procesal Transitorio, concretamente en el artículo 199, se establece lo siguiente:

Las causas que se encuentren en segunda instancia y casación serán resueltas por los Tribunales Superiores del Trabajo y por la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia, respectivamente, conforme al procedimiento establecido en la presente Ley, dentro de los sesenta (60) días siguientes a su entrada en vigencia.’

Dispone el precepto legal transcrito que las causas que se encuentren en segunda instancia y casación serán resueltas por los Tribunales Superiores del Trabajo y por esta Sala de Casación Social, respectivamente, conforme al procedimiento establecido en dicha ley, dentro de los sesenta (60) días siguientes a su entrada en vigencia.

Ahora bien, esta Sala en virtud de que la ley no establece expresamente cómo se adaptarán las causas a los nuevos lapsos y especificaciones contenidos en ella, dependiendo de la etapa de sustanciación del recurso de casación en que éstas se encuentren, considera necesario precisar que aquellos juicios en los cuales se hubiere dictado sentencia en segunda instancia con anterioridad al 13 agosto del año 2003, se tramitarán de conformidad con lo establecido en el Código de Procedimiento Civil, y las que sean dictadas con posterioridad a esa fecha, se regirán por las disposiciones de la nueva Ley, todo ello en aras de la seguridad jurídica de las partes en litigio.”

Ahora bien, tomando en consideración lo expuesto en el referido fallo, que fue ratificado por esta Sala en fecha 29 de enero del año 2004, así como la fecha en que fue dictada la decisión impugnada –18 de octubre del año 2004-, y la Resolución N° 2003-0256 de fecha 13 de octubre del año 2003, mediante la cual este Tribunal Supremo de Justicia acuerda la entrada en vigencia de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo en la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar, se debe concluir, que el presente recurso de casación debió formalizarse y resolverse con apego a la normativa que al efecto contiene la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, por cuanto la sentencia recurrida es de fecha posterior a la entrada en vigencia de la referida Ley en la Circunscripción Judicial del referido Estado.

Asimismo resulta necesario destacar, dada la formalización consignada en este caso por la parte demandante, que la misma debió fundamentarse de conformidad con los vicios que consagra la Ley Orgánica Procesal del Trabajo (artículo 168 eiusdem) y no de conformidad con el Código de Procedimiento Civil (artículo 313 ibidem), pues como precedentemente se indicó, la sentencia recurrida fue dictada con posterioridad a la entrada en vigencia de la referida Ley en la jurisdicción laboral de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar, lo que supone, que todos los trámites subsiguientes deben realizarse de conformidad con la referida ley adjetiva laboral, entiéndase todo lo relacionado con el recurso extraordinario de casación, llámese anuncio, admisión, sustanciación del recurso (formalización, impugnación, réplica y contrarréplica) y sentencia. No obstante, y aún cuando en el caso sub-examine la parte actora formalizó su recurso de casación, fundamentándose en el Código de Procedimiento Civil, este alto Tribunal observa de dicho escrito que la única denuncia formulada puede ser encuadrada en uno de los vicios contemplados en el artículo 168 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, por lo que en el próximo capítulo se pasa a conocer dicho recurso. Así se resuelve.