SCS 24-11-2009

Ponencia del Magistrado Alfonso Valbuena Cordero. Exp. Nº  08-660, dec. Nº 1816:

Incongruencia se denuncia con fundamento en el ordinal 3º art. 168 LOPTRA

En primer lugar advierte la Sala que al haberse sustanciado y decidido la presente causa bajo la vigencia de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, el recurso de casación debe fundamentarse en los motivos de casación contenidos en esta Ley –artículo 168- y no en las disposiciones previstas en el Título VIII, “Del Recurso de Casación” del Código de Procedimiento Civil.

Por otra parte, ha sido criterio reiterado de esta Sala que la incongruencia negativa constituye un defecto de actividad recurrible en casación de conformidad con el numeral 3° del artículo 168 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, y no como erróneamente lo formalizó el recurrente bajo el numeral 1° del artículo 313 del Código de Procedimiento Civil.

No obstante, en aras de garantizar el derecho a la defensa y al debido proceso previsto en los artículos 26 y 257 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se procede al estudio de la denuncia.

SCS 21-10-2009

Ponencia del Magistrado Omar Alfredo Mora Díaz. Exp. Nº 08-771, dec. Nº 1583:

Incongruencia resuelta conforme al cpc

Conforme a lo dispuesto en lo previsto en el numeral 1 del artículo 168 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, se denuncia la infracción del artículo 15, así como del ordinal 5° del artículo 243 del Código de Procedimiento Civil, pues, la recurrida se limitó a declarar sin lugar el recurso de apelación y confirmar el fallo apelado, es decir, la decisión no es expresa, positiva y precisa, ya que nada dijo con respecto al mérito de la controversia.

La Sala, para decidir, observa:

De lo expuesto por el formalizante, se evidencia una denuncia por el vicio de incongruencia -específicamente negativa-, por cuanto, el sentenciador al conocer en alzada, nada dijo con relación al mérito de la controversia.

Ahora bien, de la lectura del fallo recurrido evidencia la Sala, que el sentenciador se limitó a pronunciarse, únicamente, sobre algunos de los puntos planteados por el recurrente en la audiencia oral de apelación. En este sentido, y con respecto al efecto devolutivo de la apelación, esta Sala, en decisión de fecha 11 de diciembre de 2007, estableció:

Tradicionalmente se ha establecido, que según el apelante ejerza el recurso se delimita el espectro jurisdiccional para conocer del asunto, en consecuencia al apelar en forma genérica se le otorga al juzgador de la instancia superior el fuero pleno del asunto, de manera que, en virtud del efecto devolutivo, el sentenciador de alzada adquiere la facultad para decidir la controversia en toda su extensión, es decir, tanto de la quaestio facti como de la quaestio iuris, sin que esto implique que pueda el juez examinar cuestiones en las que el apelante es vencedor y no vencido, ello en aplicación del principio de la prohibición de la reformatio in peius. Por otra parte, no ocurre lo mismo cuando se especifican las cuestiones sometidas a apelación, entendiéndose que todo lo que no sea objeto de la misma queda firme y con autoridad de cosa juzgada la decisión del sentenciador de primera instancia.

En tal sentido, en primer lugar debe precisarse, que en un proceso como el laboral, regido por el principio de la oralidad, pero que a su vez admite y se sirve de la forma escrita, resulta de mayor relevancia para el establecimiento de los poderes que el juez ad quem adquiere con motivo del efecto devolutivo de la apelación, la manera en que ésta es interpuesta, es decir, si se hace de forma genérica o si por el contrario se precisan los puntos sometidos a juzgamiento, lo que a su vez nos lleva necesariamente a precisar también la oportunidad procesal en que debe considerarse delimitado el objeto de la apelación.

En nuestro proceso laboral por mandato de artículo 161 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, “la apelación se propondrá en forma escrita ante el Juez de Juicio”, e igualmente se dispone en el artículo 163 que deberá celebrarse una audiencia oral para resolver la misma. Surgen entonces, las siguientes interrogantes ¿cuál es la oportunidad que debe ser considerada a los efectos de circunscribir el ámbito de la apelación?, ¿es el momento en que se propone la apelación en forma escrita, o es la ocasión en la que se lleva a cabo la audiencia de apelación?.

Considera esta Sala que la oportunidad que definitivamente deberá ser tomada en cuenta para el establecimiento de los puntos sometidos a apelación es el momento en que ésta es propuesta en forma escrita y de allí que sea determinante para la aplicación del principio tantum devolutum quantum appellatum la forma en que sea planteado el recurso; si es de manera genérica, el juez adquirirá pleno conocimiento de la causa, en caso contrario deberá limitar su examen a los aspectos especificados en el escrito de apelación…”.

En consonancia con lo antes transcrito, del estudio de las actas evidencia la Sala que la representación judicial de la parte codemandada PDVSA Petróleo y Gas, S.A., en diligencia de fecha 27 de abril de 2007, expuso: “APELO formalmente de la decisión de fecha veinte (20) de abril de 2007, mediante la cual este Juzgado dictó pronunciamiento parcialmente con lugar, reservándome los argumentos de hecho y de derecho que reproduciré en la oportunidad procesal correspondiente…”, es decir, se ejerció el recurso de manera genérica; por consiguiente, le estaba dado al Juez de la alzada el conocimiento pleno del asunto, debiendo pronunciarse sobre el mérito de la controversia, y no limitarse -como en efecto ocurrió- a los puntos señalados por el recurrente en la audiencia oral de apelación. Siendo así, con tal proceder incurrió el sentenciador en el vicio de incongruencia negativa, tal y como fue denunciado por el formalizante.

SCS 2-6-04

Ponencia del Magistrado Alfonso Valbuena Cordero. Exp. Nº  04-280, dec. Nº 469:

Incongruencia no está prevista como vicio en la nueva LOPT

Denuncian los formalizantes con una misma fundamentación dos vicios distintos, a saber la incongruencia y la absolución de la instancia.  Por ello, considera la Sala necesario hacer las siguientes puntualizaciones; primero el vicio de incongruencia, no está contemplado expresamente en la nueva Ley Orgánica Procesal del Trabajo, como un vicio de la sentencia que acarree su nulidad, puesto que el artículo 160 de la citada Ley Adjetiva Laboral, señala los casos en los que deberá considerarse nula la sentencia y no lo incluye, y tampoco puede encuadrarse en el ordinal 1° del artículo 168, en el que se fundamentan los recurrentes, puesto que no constituye quebrantamiento de ningún acto procesal, sino que se trata de un defecto que afecta el fallo. De manera que, debe concluirse que el legislador excluyó tal vicio del fallo de los motivos de casación y es por ello que se desecha tal alegato formulado en la denuncia analizada

Vicios de la sentencia deben denunciarse bajo el ord. 2º del art. 168 LOPT

En segundo lugar, se observa que los formalizantes denuncian que la recurrida incurrió en absolución de la instancia, vicio que encuadran en el ordinal 1° del artículo 168 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo. Respecto a esta delación se observa que tal vicio constituye un defecto del fallo, mas no un quebrantamiento de acto procesal alguno, de modo que tal alegato no debe fundamentarse en el referido ordinal 1° del artículo 168 ya citado, sino en el ordinal 2° del referido precepto legal, por falta de aplicación del artículo 160 de la mencionada Ley, el cual dispone que será nula la sentencia que haya absuelto la instancia.