Derecho Procesal Civil I

Tema XVI

Las costas

Contenido

Ø   Concepto de costas

Ø   Fundamento de la condena en costas

Ø   Sistemas de costas existentes en el derecho comparado

Ø   Régimen legal venezolano

l     Principio general

l     Casos especiales

Ø   Costas incidentales

Ø   Costas del recurso

Ø   Costas de litis consortes

Ø   Costas de deudores solidarios

Ø   Costas y los medios de autocomposición procesal (materia ya vista)

Ø   Cobro de las costas

Concepto de costas

Ø    El elemento distintivo es el concepto "gasto", esto es, toda erogación pecuniaria que tiene su causa inmediata o directa en una actuación procesal. De manera, pues, que siendo el concepto de costas inseparable de la noción de gasto, por costas deben entenderse los gastos que causa inmediata y directamente cualquiera actuación procesal.

Ø    Nuestra Casación ha dicho que las costas constituyen "la indemnización que el vencido debe satisfacer al vencedor por todos los gastos hechos en la litis, y que estén respecto al pleito en una relación de causa a efecto, y no los gastos extraños y superfluos". (Sentencia del 22 de noviembre de 1966).

Ø    Aquello que no pueda incluirse en la definición podrá dar origen a un resarcimiento separado cuando en un proceso principal se compruebe la responsabilidad civil del deudor de las costas por daños y perjuicios adicionales, de acuerdo con el artículo 1185 del Código Civil.

l     SCon 191203, exp. Nº  021943, dec. Nº 3708:
Gratuidad no excluye honorarios de abogados y auxiliares de justicia

Fundamento de la condena en costas

Ø    Es la circunstancia objetiva del vencimiento total, por si sola, la que genera la condenatoria, de manera que al juez sentenciador se le niega en principio toda función calificadora.

l     No obstante, en nuestro sistema la condena en costas debe ser expresa, y su omisión puede reclamarse mediante la solicitud de ampliación del fallo

Ø    Lino Enrique Palacio, Derecho Procesal Civil. Tomo III. Abeledo-Perrot. Buenos Aires, 1999. Pág. 366:

l     El ordenamiento procesal vigente adhiere, de tal manera, a un principio corriente en la legislación argentina y extranjera, y cuyo fundamento reside, básicamente, en el hecho objetivo de la derrota, con prescindencia de la buena o mala fe con que la parte vencida pudo haber actuado durante la sustanciación del proceso.

l     Si el proceso, en efecto, se tradujese inevitablemente en una disminución económica del derecho que en definitiva se reconoce, aquél, lejos de superar el riesgo de inseguridad jurídica, configuraría, por exceso de "orden", un plan de vida meramente ritual o formulista; y si la sentencia, pese a su carácter de "acto de autoridad", no lograra obtener la incolumidad del derecho del vencedor, carecería de virtualidad, por insuficiencia de "poder", para superar adecuadamente el "conflicto suscitado entre las partes".

Sistemas de costas existentes en el derecho comparado

Ø    Arístides Rengel Romberg, Tratado de Derecho Procesal Civil Venezolano. Tomo II. Editorial Ex-Libris. Caracas, 1991. Pág. 474:

l     Históricamente, tres sistemas han existido para regular la imposición de las costas: dos extremos, esto es, aquel según el cual cada uno soporta las suyas, y otro que las impone al vencido; y un sistema medio, por el cual el vencido las soporta o no según determinadas condiciones

Ø    Dentro del sistema medio encontramos dos variantes

l     Sistema subjetivo, inicialmente basado en la temeridad del litigante. Modernamente se traduce en la posibilidad del Juez de exonerar el pago de las costas

l     Sistema objetivo, caracterizado por el principio “quien pierde paga”. El totalmente vencido paga las costas al margen de la razón o sinrazón del pleito

Ø    Carnelutti opina que el Estado debe pagar las costas, pues la actividad jurisdiccional tiene una finalidad pública

Régimen legal venezolano

Ø    Principio general

l     El régimen venezolano está principalmente basado en el sistema objetivo

l     Artículo 274 del Código de Procedimiento Civil: “A la parte que fuere vencida totalmente en un proceso o en una incidencia, se le condenará al pago de las costas.”

Ø    Casos especiales

l     Se entendían por tales las órdenes expresas del legislador de condenar en costas, ahora con el sistema objetivo, los casos especiales consisten en las posibilidades de exoneración

    Las costas en casación.

    Las costas en el convenimiento realizado en la contestación a la demanda:

    Las costas en amparo entre particulares

    La perención de la instancia no causará costas en ningún caso

Ø    Vencimiento recíproco

l     No es vencimiento parcial, sino vencimiento total en la demanda y la reconvención: cada quien paga las costas de la otra parte

    Contradicciones de la jurisprudencia

Costas de las incidencias y de la apelación

Ø    Costas de las incidencias

l     Están previstas en el mismo 274, proceden incluso contra el vencedor, pero no se liquidan de inmediato, sino al final del proceso, compensándose las diferentes condenas en costas, de acuerdo con lo establecido en el artículo 284:

    “Las costas que se causen en las incidencias, sólo podrán exigirse a la parte vencida al quedar firme la sentencia definitiva. En todo caso, las partes pueden solicitar la compensación de estas costas no causará nuevas costas.”

Ø    Costas en un medio de ataque o defensa

l     Las costas producidas por el empleo de un medio de ataque o de defensa que no haya tenido éxito se impondrán a la parte que lo haya ejercido, aunque resulte vencedora en la causa.

Ø    Costas de la ejecución

l     Son a cargo del ejecutado, pero el procedimiento de cobro no dará lugar a nuevas costas

Ø    Costas del recurso

l     Artículo 281.- Se condenará en las costas del recurso a quien haya apelado de una sentencia que sea confirmada en todas sus partes.

Las costas y los sujetos del proceso

Ø    Costas de litis consortes

l     Artículo 278.- Cuando la parte esté constituida por varias personas, todas ellas responderán de las costas por cabeza, pero cuando cada una de estas personas tenga una participación diferente en la causa, el Tribunal dividirá las costas entre ellas según esta participación.

l     Artículo 280.- En los casos de pluraridad de partes, si alguno de los litis consortes hace uso de un medio especial de ataque o de defensa, los demás no responden de las costas causadas por el mismo.

Ø    Costas de deudores solidarios

l     Artículo 279.- Cuando varios demandados sean condenados en su calidad de deudores solidarios, responderán de las costas solidariamente.

Ø    Sujetos de las costas

l     Las costas proceden contra las Municipalidades, contra los Institutos Autónomos, empresas del Estado y demás establecimientos públicos, pero no proceden contra la Nación.

Cobro de las costas I

Ø    Es necesario distinguir el cobro al condenado en costas de los honorarios de abogados, del cobro de los otros gastos del proceso

Ø    Quien solicita una actuación adelanta los gastos y tiene derecho a ser resarcido si el contrario es condenado en costas. Tal es el caso de los honorarios de peritos, jueces asociados, etc.

Ø    Los otros gastos del proceso son calculados por el Secretario, pero es necesario tener en cuenta la gratuidad de las actuaciones

Ø    Artículo 286.- Las costas que deba pagar la parte vencida por honorarios del apoderado de la parte contraria estarán sujetan a retasa. En ningún caso estos honorarios excederán del treinta por ciento (30%) del valor de lo litigado.

Ø    Cuando intervengan varios abogados, la parte vencida sólo estará obligada a pagar los honorarios por el importe de lo que percibirá uno solo, sin perjuicio del derecho de retasa.

Cobro de las costas II

Ø    SC 4-5-00

Ø    Ponencia del Magistrado Jesús E. Cabrera Romero. Exp. Nº  00-400, dec. Nº 320:

Cobro de honorarios cuando la demanda no es estimable en dinero

l     Con respecto a los honorarios de los apoderados (abogados) de la parte gananciosa, los cuales no pueden exceder del treinta por ciento del valor de lo litigado, esta Sala observa que con respecto a la condena en costas en los juicios de amparo, el artículo 286 del Código de Procedimiento Civil no es aplicable, con la limitación mencionada del treinta por ciento (30%)

l     Quien pretende el cobro de estas costas del amparo, en base a un escrito circunstanciado sobre la razón de los honorarios y previa aprobación de su cliente, ventilará dicho cobro por el procedimiento establecido en el primer aparte del artículo 22 de la Ley de Abogados, a pesar que no se trate del cobro de honorarios.

Cobro de las costas III

Ø     La controversia sobre honorarios extrajudiciales se resuelve por el juicio breve

Ø     La reclamación que surja en juicio contencioso acerca del derecho a cobrar honorarlos por parte del abogado, será sustanciada y decidida de conformidad con lo establecido en el artículo 607 del Código de Procedimiento Civil

Ø     Las costas pertenecen a la parte, quien pagará los honorarlos a sus apoderados, asistentes o defensores.

l     Sin embargo, el abogado podrá estimar sus honorarlos y pedir la intimación al respectivo obligado, sin otras formalidades que las establecidas en esta Ley.

Ø     Para reclamar los honorarios al obligado, su representado o el condenado en costas, el abogado estima las actuaciones e intima su pago

Ø     La intimación puede hacerse personalmente al obligado o a su apoderado en el juicio.

Ø     Si no fuere localizado el obligado ni existiere apoderado, la intimación podrá hacerse por medio de carteles, de conformidad con lo establecido en el Código de Procedimiento Civil.

Cobro de las costas IV

Ø     El intimado puede solicitar la retasa dentro de los 10 días de despacho siguientes a la intimación del pago

Ø     Puede también oponerse al derecho a cobrar honorarios

l     La intimación ante un Tribunal distinto al de primera instancia

Ø     La retasa es obligatoria  para quienes representen en juicio personas morales de carácter público, derechos o intereses de menores, entredichos, inhabilitados, no presentes y presuntos o declarados ausentes.

Ø     La retasa la decide un tribunal colegiado formado por dos retasadores designados por las partes y el Juez.

Ø     Los honorarlos de los retasadores los pagará la parte interesada cuyo monto determinará el Tribunal prudencialmente, fijando fecha para su consignación, y, en caso de que ésta no se produzca en su oportunidad, se entenderá renunciado el derecho de retasa.

Ø     Las decisiones sobre retasa son inapelables.

Ø     En el mismo acto de la consignación de los emolumentos o dentro de las dos audiencias siguientes, se constituirá el Tribunal retasador. La decisión se dictará como Tribunal Colegiado, dentro de los ocho días hábiles siguientes a partir de su constitución.